Historia

La Comunidad de las Hermanas de la Santa Cruz empezó con el movimiento católico de la Obra de los Santos Ángeles, que nació en Innsbruck en el año 1949.

En diferentes países se formaron pequeñas comunidades de hermanas que querían llevar una vida religiosa orientada al espíritu de esta Obra. Su regla fue escrita por la Madre Gabriele Bitterlich y aprobada en el año 1967 por el Arzobispo de Salzburgo para su diócesis y en 1970 por el Obispo de Friburgo para toda la Comunidad de las Hermanas.

La Comunidad de las Hermanas de la Santa Cruz fue erigida canónicamente por el Arzobispo Mons. Alois Kothgasser como Instituto de Vida Consagrada en la diócesis de Innsbruck el 9 de noviembre de 2002. Se trata de un instituto agregado a la Orden de los Canónigos Regulares de la Santa Cruz, con la cual formamos una única familia religiosa con la misma espiritualidad.